Archivo para 28 julio 2013

28
Jul
13

Virtud de Piedad y de Gratitutud

"Dios Padre" con los brazos abiertos a sus hijos, como amoroso ABBÁ, pintura del Veronese, en Zagreb, Croacia.

“Dios Padre” con los brazos abiertos a sus hijos, como amoroso ABBÁ, pintura del Veronese, en Zagreb, Croacia.

AMOR A LA JUVENTUD, A LAS PERSONAS MAYORES, “VIRTUD DE PIEDAD Y DE GRATITUD” PARA CON QUIEN CON SU CONSULTA Y CONSEJO CONTRIBUYÓ A QUE FUÉRAMOS LO QUE HOY SOMOS… No lo olvidamos, pero nunca es tarde para decir en alta voz, para clamar a nuestro PADRE… ¡Gracias, Padre!. Gracias, ABBÁ, y a quien hizo “tus veces”, a quien nos hizo bien, “en su momento, en el “kairós” para que el itinerario de amor de Jesús se cumpliera en nosotros, por insospechados caminos. Ut sit.

Impulsados a la MOVILIZACIÓN, EVANGELIZACIÓN Y MISIÓN… A ABATIR LOS FALSOS “DOGMAS” DEL PRAGMATISMO Y LA EFICACIA A TODO TRANCE, Y EL HUMANISMO ECONOMICISTA, que no es el humanismo teocéntrico, integral, solidario, transformante. Nos damos cuenta… y queremos cambiar, con el DON DEL ESPÍRITU, y en especial el DON DE PIEDAD, y el de la FORTALEZA, que con ardor suplicamos vengan a nosotros, junto con todos los dones del Espíritu Santo. De resultas de la JMJ y queremos también seguir encomendando a San José al Papa Francisco, a los pastores de la Iglesia, a los jóvenes y a las personas mayores, a los sufrientes, a los más pobres, y a los periférico-existenciales y a las periferias de la exclusión y del abandono. Es la ocasión también, y sobre todo esta noche, de pedir perdón por omisiones, o bien si en algún momento pudimos caer en la “contracultura de lo descartable”. También por no haber agradecido en el corazón a quien nos ayudó, a quien con su CONSULTA ó CONSEJO jugado, coadyuvó a lo que hoy día nosotros podemos hacer de bien, podemos vehiculizar el Amor de Dios. No lo tenemos “desde nosotros mismos”. “Hoy” pues a esta altura horaria pasada la medianoche ya es domingo, concluyen la Jornada Mundial de la Juventud. Hemos estado siguiendo paso a paso la JMJ. Hemos también escuchado cuánto el Papa nos ha pedido que fuéramos “callejeros” en la evangelización, que nos movilizáramos todos y que prestáramos atención a las personas mayores (atención a la “vida ascendiente” en la diócesis, al acompañamiento de los ancianos, pero sobre todo a la valoración de la ancianidad….Me acordaba de esa frase que aprendí en mi juventud, del Obispo Hélder Camara: “El secreto de la eterna juventud del alma es tener una causa a la cual dedicar la vida”. Siempre la tuve en cuenta. Esta noche hemos renido la adoración eucarística y luego seguido “en vivo” la adoración eucarística, en pantalla gigante, desde Río de Janeiro. Nos emocionamos viendo rostros de algunos de nuestros jóvenes, y de los seminaristas; incluso en algún caso sus padres estaban presentes. “Hoy”, en la misa de 8 de la mañana, con quienes hemos compartido esta vigilia, ponemos en el CORAZÓN de JESÚS a la JMJ, y a todas nuestras intenciones, y renovamos nuestro compromiso a ser “Cireneos” del Amor. Puede que antes no lo viéramos tanto; ahora lo vemos y vemos muchas cosas más. Con la ayuda de la Virgen Madre de Dios, Madre de la Iglesia.

Anuncios
24
Jul
13

De la homilía en APARECIDA

DIOS “SORPRENDENTE”

Pienso que tiene que ser “re-re-leída, re-re-reflexionada”, sobre todo en un punto sobre el cual observo que no se le ha dado la relevancia que posee, si lo interpretamos a la luz de esas homilías matutinas en Santa Marta. Me refiero: habría que profundizar más en lo que para el Papa Francisco significa, me parece, “dejarse sorprender” por Dios…. Me parece quiere decir “Dios que amorosamente irrumpe con su -quizá por nosotros inesperada- MISERICORDIA”, que sana, que cura, que nos hace creaturas nuevas. Tampoco el hijo pródigo “se esperaba” la reacción de su Padre de Amor…lo “sorprendió”, porque a decir verdad, como merecer, merecía, “ser tratado como uno de los servidores, y no ya como hijo”. Pero…. la “sorpresa” de Dios…. como locus theologicus…. tal vez nos deparará sorpresas en la consideración de nosotros mismos como “hijos” y en la renovada evangelización a la que somos llamados. Es una impresión, un hermeneuta no soy. Pero de mi parte al menos voy a ponerlo en oración, esto que mencioné, no sea cosa que, en el cúmulo y fárrago de la hiperinformación que recibimos, me pierda algo “que el Espíritu dice a las Iglesias….” como dice el libro del Ap. en la Biblia.
Dios, “que nos sorprende”
La categoría del “encuentro”
La categoría de la “sorpresa”
La gracia del perdón; la maravilla de la Misericordia.
Las “nuevas creaturas” que somos, por la Gracia de Jesús.
El Reino del Señor, cuya primicia es la Iglesia, “que camina” hacia la Casa del Padre, guiada por la luz de la Estrella de la Mañana, María, la Virgen.

Francisco inciensa el ícono de Jesús Misericordioso en el Domingo de la Divina Misericordia, en Roma
23
Jul
13

Francisco vuelve a APARECIDA como Obispo de Roma y Papa

Reflexión de Mons Oscar D Sarlinga

 

Pienso en: la misión programática y paradigmática…. Y en una visión relectural de Aparecida, que sería oportuno “repristinar” como un programa pro-visivo y pro-activo “ante litteram”. Esta visión nos ha de impulsar a calibrar Aparecida, más que como a un “documento”, como una viviente “llamada-a-la-misión-en-acto”, en la “tradición viviente de la Iglesia”, “en pro”.
Hasta aquí mi reflexión, el texto que sigue está tomado de Vatican insider:

“Allí, en el Santuario mariano de Nossa Senhora da Conceição, el más visitado de Brasil, el primer Papa latinoamericano de la Iglesia encomendará la JMJ y todo su pontificado a la protección de María. Justamente en el mismo lugar, en 2007, se llevó a cabo la última asamblea general del CELAM, es decir del episcopado latinoamericano, y el entonces cardenal Bergoglio dirigió el trabajo para la redacción del documento final.

Un documento fundamental para la misión en ese que fue definido como “el Continente de la esperanza”, pero que, especialmente después de la elección de Francisco, tiene un valor que va mucho más allá de sus fronteras, porque refleja su mirada sobre la evangelización.

Al hablar sobre Aparecida y sobre la redacción del documento final en una entervista con 30Giorni (de noviembre de 2007), Bergoglio definió aquella reunión como «un momento de gracia para la Iglesia latinomaericana». El documento, explicó en esa ocasión, fue el fruto de «un trabajo que se movió desde abajo hacia arriba, y no al contrario». Según el futuro Papa, este era uno de los «pilares» de Aparecida.

«Es, tal vez, la primera vez que nuestra Conferencia general no parte de un texto base preconfeccionado, sino de un dálogo abierto, que ya había comenzado entre el CELAM y las Conferencias episcopales». Bergoglio, en aquella ocasión subrayó la gran libertad que Benedicto XVI había dado a los obispos, y la disposición, frente a la enorme cantidad de material, a «recibir todo lo que venía desde abajo, del pueblo de Dios, y a llevar a cabo no una síntesis, sino una armonía». Armonía hecha por el Espíritu Santo, que solo «puede suscitar la diversidad, la pluralidad, la multiplicidad y, al mismo tiempo hacer unidad. Porque, cuando nosotros somos los que quieren hacer la diversidad, hacemos los cismas; y, cuando somos nosotros los que quieren hacer la unidad, hacemos la uniformidad, la homologación. En Aparecida colaboramos en este trabajo del Espíritu Santo». El segundo «pilar» de Aparecida, también explicó el entonces arzobispo de Buenos Aires, era que, por primera vez la Conferencia del episcopado latinoamericano se reunió en un santuario mariano.

«Y el lugar, de por sí, expresa todo el significado. Cada mañana recitamos laudes, celebramos misa junto a los peregrinos, a los fieles. El sábado o el domingo había dos mil, cinco mil. Celebrar la eucaristía junto al pueblo es diferente que celebrarla solo entre notostros los obispos. Esto nos dio el vivo sentimiento de pertenencia a nuestra gente, de la Iglesia que camina como pueblo de Dios, de nosotros obispos como sus servidores. Y luego, los trabajos de la Conferencia se desarrollaron en un ambiente situado bajo el santuario. Y desde allí se seguian escuchando las oraciones, los cantos de los fieles…».

«En el documento final -añadió Bergoglio- hay un punto sobre la piedad popular. Son páginas muy hermosas. Y yo creo, es más, estoy seguro de que fueron inspiradas justamente por ella. Después de las que contienen los “Evangelii nuntiandi”, son las páginas más hermosas que se hayan escrito sobre la piedad popular en un documento de la Iglesia. Es más, osaría decir que el de Aparecida es el “Evangelii nuntiandi” de América Latina». El futuro Papa, en la entrevista con “30 Giorni”, también habló sobre el tercer «pilar»: la misión. «El documento de Aparecida no se agota en sí mismo, no cierra, no es el último paso, porque la apertura final es sobre la misión. El anuncio y el testimonio de los discípulos. Para permanecer fieles hay que salir. Siendo fieles se sale. Esto es lo que dice en el fondo Aparecida. Que es el corazón de la misión».

Bergoglio explicó también en la entrevista que ser fieles «implica una salida. Se permanece en el Señor justamente si se sale de sí mismo. Paradójicamente, justamente porque se permanece se es fiel, se cambia… La fidelidad siempre es un cambio, un florecimiento, un crecimiento. El señor lleva a cabo un cambio en los que le son fieles. Es la doctrina católica». Al final, Bergoglio, después de haber aludido al tema fundamental de la misericordia, invitó a «ver a nuestra gente no como debería ser, sino cómo es para ver qué es necesario. Sin previsiones o recetas, sino con apertura generosa. Dios habló para las heridas y para las fragilidades. Dejemos que el Señor hable… En un mundo en el que no logramos interesar con las palabras que decimos, solamente Su presencia que nos ama y nos salva puede interesar.El fervor apostólico se renueva porque somos testimonio de Aquel que fue el primero en amarnos».

14
Jul
13

La cruz de los jóvenes sobre el Corcovado

Tomado de: http://www.news.va/es/news/

 2013-07-14 L’Osservatore Romano

Faltan menos de diez días para la llegada del Papa Francisco a Brasil para la cita con los jóvenes de la JMJ. En Río de Janeiro continúa la peregrinación de la cruz y de la imagen mariana, símbolo de las JMJ. El viernes 12 se llevaron hasta la cumbre del Corcovado, la montaña sobre la que domina la imponente estatua del Cristo Redentor. Actividades relacionadas con la JMJ se desarrollan contemporáneamente en todo el país. La Jornada brasileña, en efecto, se caracteriza por la así llamada “Semana misionera”, que sustituye a las anteriores «Jornadas en las diócesis». Fundamentalmente es un período durante el cual los jóvenes procedente de diversos países —de las inscripciones resultan representados más de 190— son acogidos y hospedados en distintas diócesis, pudiéndolas visitar y tener una experiencia directa de la Iglesia que vive en Brasil.

05
Jul
13

El 4 de julio de 1976 fue también un día aciago, y de cruz para la la Iglesia y la sociedad argentina.

Sintámonos siempre solidarios en llevar la cruz, y obrar proactivamente hacia un mundo mejor (y una Iglesia mejor, más fiel, más testimonial de Jesús viviente).

 En la reunión de decanato de Nuestra Señora de Luján (que abarca los partidos de Zárate, Campana y Baradero) trajimos también a colación, con sentimiento y con verdad, que en esta jornada del 4 de julio en que la diócesis “hace memoria” de la consagración episcopal del primer obispo, Mons. Alfredo Esposito (y que una costumbre tiene como el “día fundacional”, aunque la diócesis fue creada el 21 de abril), al mismo tiempo, sin otra relación que la desgraciada coincidencia, del mismo modo es justo “hacer memoria” de los hermanos sacerdotes y estudiantes palotinos asesinados este día, también 27 años atrás, y de todos cuantos sufrieron violación a sus derechos humanos. Las cosas son como son, y lo que es atroz es atroz. Uno de los sacerdotes presentes en la reunión de decanato era el único (en ese preciso momento en que se trató el tema) que a la vez había estado presente en la celebración de la ordenación de Mons. Esposito, preguntado que fue, y pedido su palabra testimonial sobre la hora en que se habían enterado, dijo que a la hora de la ceremonia, apenas se había transmitido de viva voz entre los presentes lo que había ocurrido, sin conocer nada más, y luego, fue expresado, dentro de lo que se sabía -que no era más que el hecho- en las intenciones de los fieles.

Quien fueron asesinados fueron estos hermanos; los recordamos hoy, con dolor y con la esperanza de que estas cosas nunca jamás ocurran:

P. Pedro Dufau

P. Alfredo Kelly

P. Alfredo Leaden

Y los estudiantes

 Salvador Barbeito

Emilio Barletti




julio 2013
L M X J V S D
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031