20
Ago
09

ORDENACIÓN SACERDOTAL EN LA IGLESIA DE SANTA FLORENTINA (CAMPANA)

Monseñor Oscar Domingo Sarlinga

Monseñor Oscar Domingo Sarlinga

Sábado 15 de agosto de 2009

Nuestro Obispo Mons. Oscar Sarlinga ordenó presbítero al Rev. Diác. Agustín Villa, quien, como sacerdote, es destinado como vicario parroquial de la iglesia catedral y colaborador de la Delegación diocesana de Pastoral de Juventud.

El sábado 15 de agosto, en la Solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen, nuestro Obispo diocesano, Mons. Oscar D. Sarlinga, ordenó sacerdote al Rev. Diác. Agustín Villa, a quien había conferido la ordenación diaconal en el mes de febrero, en la Basílica de San Salvatore in Lauro, en Roma, donde el ordenado concluyó sus estudios teológicos.

La ordenación presbiteral tuvo lugar en la iglesia de Santa Florentina, en la ciudad de Campana, y fue concelebrada por 40 sacerdotes, entre los cuales Mons. Galuppo, vicario general, Mons. Santiago Herrera, pro-vicario general y Rector del Seminario «San Pedro y San Pablo», el Pbro. Hugo Lovatto, cura párroco de la parroquia catedral y delegado diocesano para la Pastoral de Juventud, numerosos curas párrocos, sacerdotes religiosos, vicarios parroquiales y clero de la diócesis en en general. También estuvieron presentes varios sacerdotes de Mercedes-Luján. Cinco diáconos asistieron a la celebración, entre los cuales los candidatos a la ordenación presbiteral de la diócesis, y dos que acudieron a la ceremonia, uno desde la diócesis de San Cristóbal (Venezuela), quien fue compañero de estudios.

Se encontraba presente la familia del P. Agustín Villa, quienes son originarios de la ciudad de Mercedes (Pvcia. de Buenos Aires), numerosa juventud, y feligresía en general. El sacerdote es el séptimo que Mons. Sarlinga ordena para el clero secular de Zárate-Campana (y el duodécimo de ordenación). Al término de la misa, en algunas palabras surgidas del corazón, el Obispo agradeció mucho al clero su presencia, su apoyo, el sentido sacerdotal y misionero, en la fraternidad sacerdotal, y mencionó que al término del año 2009 el clero de la diócesis superará los 80 sacerdotes, entre seculares y religiosos, lo cual, más que una razón numérica, es sobre todo una razón pastoral, para que, en unión con el Obispo, con el Santo Padre como cabeza visible de la Iglesia Universal, puedan pastorear a la porción del Pueblo de Dios que les ha sido encomendada, con alegría, y con renovado vigor, en este Año Sacerdotal. Exhortó vivamente a la diócesis, y al “óptimo laicado” a ser misioneros, a tener un sentido de «diócesis misionera» y a saber dar desde nuestra pobreza, a comenzar por la oración por las vocaciones sacerdotales, misioneras, laicas consagradas, y en especial por los seminaristas (20) del Seminario «San Pedro y San Pablo» que funciona en Buenos Aires.

En el inicio de su homilía, Mons. Oscar Sarlinga puso énfasis en querer cumplir una vez más la profecía de la misma Santísima Virgen, en el Magníficat, llamándola «Bienaventurada», en su advocación de Nuestra Señora de Luján (cuya imagen réplica se encontraba junto al altar), porque «todas las generaciones llaman bienaventurada a la Virgen Madre», a la cual, casi al término de su predicación, apreció como «Madre de la Iglesia» y explicó por qué el Papa Pablo VI la proclamó tal durante el Concilio Vaticano II.

Luego de hacer alusión al «renovado Cenáculo» que significaba la celebración de la ordenación, en particular en este Año Sacerdotal que ha convocado el Santo Padre Benedicto XVI, dijo que tal ceremonia era «el cuadro ideal para nuestra meditación sobre el sacerdocio ministerial», que centró en la mirada de Jesús a sus Apóstoles y discípulos que allí estaban en el Cenáculo, y en ellos, a la comunidad de los discípulos de todos los tiempos, de todos los siglos, citando en ese momento a Jn. 17, 20 («aquéllos que –según su palabra- creerán en mí, mediante la palabra de ellos»), y añadiendo:  “Sí, en su disposición al sacrificio de la Cruz, Él nos veía a nosotros, que estamos aquí, y oró por nosotros: “Conságralos en la verdad. Tu palabra es verdad. Como tú me has mandado a mí en el mundo, también yo los he mandado a ellos; por ellos me consagro, para que sean ellos también consagrados en la verdad” (17, 17ss)”.

Luego dijo el Obispo que es en el nombre de Cristo, como Apóstoles, como discípulos, como «recibimos nosotros un «nombre nuevo», a la manera de Pedro, en el sentido de una nueva misión, la de actuar en Nombre de Jesús, de tal modo, que nuestro «yo», lejos de quedar inmanente, pasa a ser relativo siempre al «Yo» de Jesús, que así nos plenifica y nos envía» Y añadió que los nuevos Apóstoles son enviados « (…) para sanar a los hermanos, para ayudar a los «enfermos» (en todos los sentidos válidos del término) a levantarse y retomar camino (como en el libro de los Hechos, 4,10), para amar a los pobres, para construir civilización del Amor, justa y solidaria».

Pidió a quien en instantes sería ordenado que abrace la Cruz, como “(…) «Cruz Pascual», con la certeza de la Resurrección ya cumplida, del Triunfo de Cristo ya ganado” y rememoró allí el Obispo una hermosa carta que le envió muchos años atrás el entonces Cardenal Eduardo Pironio, de respuesta a un saludo, en lo cual vio, según dijo, la gran humildad y riqueza espiritual de ese gran Pastor: “En su humildad, el Cardenal tuvo a bien trazarme, en brevísimas líneas, un programa de vida: «tendrás siempre la Cruz; es la Cruz Pascual, abrazála siempre en el ministerio sacerdotal»”.  Y eso fue lo que pidió también para el joven al que iba a ordenar, así como que amase especialmente a la Iglesia particular, la diócesis de Zárate-Campana, “(…) que ya te acogió –dijo- cuando fuiste incardinado en tu ordenación diaconal, por imposición de manos y oración consecratoria de un servidor, en la Basílica de San Salvatore in Lauro, en Roma. Luego de hacer una nueva referencia al papá, la mamá y los hermanos de quien sería ordenado, le dijo: “(…) la amarás más que nunca. El cuarto mandamiento no sólo «obliga», es fuente de vida y bendición. Que tus padres, tus hermanos, tus familiares todos, más que nunca tengan en el sacerdote una fuente de renovada alegría, de bendición, de dar gracias al Padre de quien procede toda bondad. Es hoy, también la consagración del Amor con que ellos te concibieron, te tuvieron, te criaron, te educaron, te amaron hasta el sacrificio”.

Mons Oscar y el Pbro Agustin VillaProsiguió el Obispo con su alusión al título de «Madre de la Iglesia» de la Santísima Virgen, y narró cómo durante la celebración del Concilio Ecuménico Vaticano II, entre el aplauso de los Padres y del orbe católico, el recordado Papa Pablo VI proclamó tal a María. Dijo también que el Papa Benedicto XVI meditó días atrás sobre la relación que existe entre la Virgen María y los presbíteros, en el marco del Año Sacerdotal, y a continuación, exhortando a quien iba a ordenar, a ser, «con humildad», «maestro de vida espiritual», trajo a colación una hermosa oración dirigida a San Agustín, compuesta por S.S. Pablo VI (y pronunciada en la iglesia de San Pietro in Cieldoro, en Pavía, en mayo de 1969) que el propio Obispo tradujo y extractó, en la cual el Papa pedía al Santo Obispo y Doctor su intercesión para que nos ayude a todos a redescubir la vida interior, algo tan necesario. Algunos extractos de la hermosísima oración figuran en el texto completo de la homilía.  Por fin, mencionó el Obispo que en ese mismo día, en la meditación del Ángelus en Castelgandolfo, el Santo Padre Benedicto XVI había ensalzado la figura de María como «Estrella que guía a la humanidad hacia Jesús, “Sol que brilla entre las tinieblas de la historia, y da la Esperanza y la Certeza del triunfo del Señor», exhortando a todos a tenerla como Estrella de la Evangelización, en torno a la comunión orgánica y la misionariedad.

Al término de la misa, y luego de haber saludado el neo-presbítero a gran cantidad de fieles, se dirigieron todos al colegio «Santo Tomás de Aquino» donde Mons. Edgardo Galuppo y el Dr. César Gauthier habían hecho prepara un ágape fraterno, que contó con mucha participación de quienes habían estado en la misa, y con la animación del coro del Colegio, perteneciente al Obispado de Zárate-Campana.

CELEBRACIÓN EN «LOS CARDALES»

Por la tarde, Mons. Oscar Sarlinga concurrió junto con Mons. Santiago Herrera a la parroquia de la Sagrada Familia, de Los Cardales, cuyo cura párroco es el Pbro. Claudio Caruso, donde hubo un cenáculo de oración, precedido por la reposición de una imagen de la Virgen en una plaza pública, que había sido atacada y destrozada tiempo atrás en un acto de vandalismo. El acto, que se desarrolló en un ambiente de paz, perdón y concordia, contó también con la asistencia del Delegado municipal de Los Cardales. Después del acto tuvo lugar el cenáculo, y luego la misa, de la que participó también el citado Delegado municipal. En la celebración, presidida por Mons. Oscar Sarlinga, concelebró el sacerdote Manuel Bru, Director ejecutivo del Área religiosa de la COPE (España) quien se encontraba de visita en la parroquia junto con tres jóvenes españoles de «Crónica Blanca», junto con quienes había estado en Buenos Aires, en el diario La Nación, y se dirigía luego a Mar del Plata. Durante la homilía, el Obispo hizo referencia al sentido de la lectura del libro del Apocalipsis (capítulo XII), refiriéndose a la imagen «de la Iglesia» y a la vez «de María», siendo Ella la primera de las redimidas, y la imagen misma de la Iglesia en su pureza y tal como Dios la ha querido.

Luego mencionó la importante labor pastoral de la parroquia, el hecho de ser el cumpleaños del cura párroco, y la importancia de la comunicación, la cual, cuando es verdadera, «es un acto de amor y de magnanimidad» puesto que sólo quien es generoso comunica de verdad; nunca saldrá comunicación auténtica desde el egoísmo, y tampoco en sus formas pseudos-comunitarias, como es el egoísmo clánico» -dijo. Para terminar felicitó al párroco y a los fieles por haber iniciado el estudio del «Plan Pastoral diocesano» (del 3 de junio de 2009) y los exhortó a difundirlo y a cumplirlo, como Iglesia eucarística, mariana, misionera.

Anuncios

0 Responses to “ORDENACIÓN SACERDOTAL EN LA IGLESIA DE SANTA FLORENTINA (CAMPANA)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


agosto 2009
L M X J V S D
    Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: